Llámame +34 983 389 837
Stay connected:

Agua micelar: qué es, para qué sirve y cómo se usa

Si eres una adicta a la belleza y salud del rostro ya te habrás dado cuenta de que, en los últimos tiempos, las principales marcas cosméticas cuentan con agua micelar entre sus productos estrella. El agua micelar se ha hecho un hueco los cuartos de baño y neceseres de las más preocupadas con el cuidado facial. Pero ¿por qué razón?

¿Qué es el agua micelar? ¿Para qué sirve y cómo se usa? ¿Qué beneficios aporta? Si todavía no conoces ese producto tan versátil para el cuidado de la piel y empleado incluso en distintos tipos de tratamientos faciales, ha llegado el momento de profundizar sobre esta solución ideal para la limpieza y cuidado de la dermis.

➡️ ¿Qué es el agua micelar?

El agua micelar es una solución oil free que limpia la piel en profundidad removiendo no solo el maquillaje sino todas las impurezas de la dermis. Asimismo, esta sustancia es capaz de purificar y suavizar el pH de la piel, gracias a su principal componente: las micelas. Estas moléculas consiguen absorber la suciedad y el aceite de la piel de forma rápida y eficaz, “derritiendo” los restos de maquillaje sin la necesidad de aclarado.

➡️ ¿Qué son las micelas?

Las micelas son compuestos lipídicos de estructura compleja que adoptan la forma de vesículas esféricas invisibles. Están formadas por dos polos hidrófilos: uno soluble en agua y otro que atrapa las sustancias gracias incompatibles con el agua. Por esas propiedades, las micelas tienen la capacidad de atraer las impurezas (relacionadas con la contaminación del aire, grasa, restos de maquillaje, etc.) y removerlas de la piel de una sola pasada y sin la necesidad de aclarado.

➡️ ¿Para qué sirve el agua micelar?

Básicamente, el agua micelar es utilizado para limpiar la piel en profundidad, eliminando los restos de la suciedad del día a día que se acumulan en el rostro como contaminación, productos químicos, polvo, restos de cosméticos, etc. Teniendo en cuenta la eficacia de las micelas a la hora de disolver las impurezas, el agua micelar también es efectivamente empleado para desmaquillar la piel, por lo que se ha convertido en un básico en la rutina diaria de belleza de la mayoría de las mujeres.
Beneficios del agua micelar

➡️ ¿Qué beneficios aporta el agua micelar?

Una de las principales ventajas del agua micelar es que es un producto apto para todo tipo de pieles: seca, normal, mixta u oleosa e incluso para el cuidado de la piel madura. No obstante, esta solución resulta especialmente útil para las pieles más delicadas, ya que no agrede la dermis y su composición está libre de muchos componentes que regeneran intolerancia dérmica como alcoholes o parabenos.

Es un producto ‘todo en uno’, ya que sirve tanto para limpiar como para desmaquillar. Asimismo, sus propiedades hidratantes lo convierten en la solución ideal para optimizar la rutina de belleza diaria, proporcionando higienización e hidratación al mismo tiempo.

➡️ ¿Cuándo usar el agua micelar?

Como hemos dicho, el agua micelar es un producto muy versátil del que no querrás despegarte ni un solo minuto. Puede ser utilizado durante el día, para limpiar la piel, controlar la grasa facial y proporcionar una sensación refrescante al rostro. En este sentido, es perfecta para, por ejemplo, retirar el protector solar después de una jornada de playa o piscina o para remover el sudor tras una sesión de actividad física en el gimnasio o al aire libre. Asimismo, puede ser utilizada para remover el maquillaje en cualquier momento del día o para preparar la piel para una limpieza de piel casera.

➡️ ¿Cómo usar el agua micelar?

No hay secretos para utilizar el agua micelar, aunque los profesionales esteticistas recomiendan seguir algunas pautas para sacar el máximo provecho a todas sus propiedades. Para aplicarlo, es recomendable utilizar discos de algodón (pueden ser desechables o reutilizables, desde que estén perfectamente limpios). Con el algodón empapado, solo hace falta aplicarlo suavemente por toda la dermis, incluyendo el área alrededor de los ojos, párpados y boca.

Para asegurar una limpieza más efectiva y evitar frotar intensamente la piel, es aconsejable dejar que el producto actúe de medio a un minuto antes de retirarlo, especialmente para remover los restos de maquillaje waterproof. Para asegurar la completa higienización, se repite el proceso hasta que el algodón esté completamente limpio. Después, solo hace falta esperar que la piel se seque naturalmente y seguir con la rutina de belleza, con la aplicación de la crema de noche o de día.

Esperamos que este repaso sobre las propiedades, beneficios y uso del agua micelar te hayan servido para entender porque este producto se ha puesto tan de moda en los últimos tiempos y porque es tan recomendado no solo para la limpieza sino también para la hidratación y tonificación de la piel. Cuéntanos ¿el agua micelar es parte de tu rutina de belleza facial?

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar