Llámame +34 983 389 837
Stay connected:

Efectos del sol en la piel

Los efectos del sol en la piel pueden pasar desapercibidos debido al disfrute y la misma cotidianidad. Considerado un elemento indispensable para la vida, disfrutar de sus bondades de forma responsable puede traer beneficios o afecciones de suma significancia para la calidad de vida de las personas.

La piel como órgano más extenso del cuerpo, está expuesta a todos los factores externos. Aunque es moderadamente resistente a la mayoría de éstos, la exposición frecuente puede dejar signos visibles; desde un bronceado ligero hasta daños por quemaduras. La recomendación general es la protección, principalmente contra los rayos UV.

La piel es capaz de regenerarse reemplazando las células afectadas, siempre que el daño no afecte las capas más profundas. No obstante, esa misma capacidad hace posible que algunas células dañadas permanezcan en la piel y posteriormente sean las causantes de lesiones o tumores que puedan comprometer la salud.

🌞 Efectos beneficiosos del sol en la piel

Los efectos positivos de la exposición al sol, no sólo se reflejan en la apariencia de la piel; sino también en el aspecto emocional. Por tanto, exponerse al sol genera sobre la piel un aumento en la temperatura corporal que regulariza algunas de las funciones orgánicas del cuerpo.

Otro de los beneficios del sol en la piel, es que estimula la síntesis de vitamina D y en consecuencia la absorción del calcio. Una buena absorción de calcio provocará mejoras en el funcionamiento de los músculos y los millones de terminaciones nerviosas de la piel.

En resumen, beneficia el sistema inmune, mejorando y manteniendo un estado saludable. También es responsable de una mejora significativa en la circulación sanguínea, por tanto la piel tendrá un color mucho más saludable.

Beneficios del sol en la piel

⛔ Efectos negativos del sol en la piel

Durante un día de disfrute bajo el sol puede traer algunas complicaciones si no se toman las medidas adecuadas para protegerse. Algunos efectos negativos sobre la piel pueden ser notados de forma inmediata, otros sin embargo; sólo con el paso del tiempo es posible percatarse del daño recibido.

Las quemaduras solares están entre las principales causas adversas de la exposición al sol. Aunque suelen ser superficiales, hay casos en los cuales la exposición prolongada puede generar quemaduras de segundo grado con complicaciones severas como ampollas, inflamación o estados febriles.

Otros efectos a largo plazo incluyen la aparición de alergias y manchas en la piel, apariencia envejecida por arrugas, lunares y tumores o lesiones cancerígenas. Aunado a problemas de inmunosupresión debido al exceso de radiación y su efecto adverso los glóbulos blancos. Estos casos se evidencian la frecuente aparición de lesiones como herpes, queratosis o fotodermatosis.

🧐 Consejos para evitar efectos negativos del sol en la piel

Es casi imposible escapar por completo de los rayos solares. Si privarse de sus beneficios no es una opción, salvo en excepciones extremas; una serie de pautas será necesario considerar para evitar los efectos del sol en la piel.

  • Peeling corporal: Para preparar tu piel para el sol, lo ideal es realizar un peeling corporal antes de comenzar la época estival y la exposición al sol, de esta forma tu piel estará libre de tóxinas y los rayos del sol no la perjudicarán.
  • Utiliza protector solar: con diferentes factores de protección, debe ser utilizado de forma apropiada y reaplicado después de un baño prolongado, si se ha sudado en exceso o después de secarse con una toalla.
  • Prefiere la sombra: mientras sea posible, resguárdate bajo la sombra. Pieles sensibles pueden llegar a quemarse incluso sin exponerse directamente. Si prefieres o necesitas estar bajo el sol, procura las horas de menor intensidad.
  • Utiliza la indumentaria adecuada para protegerte: además del protector solar, puedes utilizar sombreros, sombrillas, gafas de sol y ropa que te proteja de los rayos solares. En ningún caso se recomienda la exposición prolongada al sol de los niños.
  • Mantén una buena hidratación: presta atención a la cantidad de líquidos que ingieres, mantenerte hidratado no sólo permitirá refrescarte y recuperar el líquido perdido durante la sudoración; también evitará otros síntomas de fatiga o desvanecimiento por calor.
  • Mejora tu dieta: incorporar alimentos con vitaminas C, E y carotenos te permitirán aumentar la resistencia de la piel a los efectos del sol y dar una apariencia mucho más saludable y duradera al bronceado.

Muchas funciones del cuerpo están reguladas directamente por la influencia del sol; aunque se conoce de personas que por problemas genéticos su piel es absolutamente intolerante a los rayos solares; para aquellos que pueden disfrutarlo es importante tomar las medidas necesarias para aprovechar o evitar los efectos del sol en la piel.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar