Llámame +34 983 389 837
Stay connected:

Cómo escoger la base de maquillaje ideal según el tono de la piel

Elegir el maquillaje según el tono de piel no siempre resulta sencillo, pero resulta fundamental para poder escoger correctamente los tonos adecuados para ocultar nuestros pequeños defectos y resaltar los puntos que nos interesan en nuestro rostro, manteniendo una base de maquillaje homogénea y adecuada a la tonalidad de nuestra piel.

Y es que el color de nuestra piel influye mucho más de lo que nos pensamos a la hora de maquillarnos; no es lo mismo escoger una base de maquillaje para una piel oscura que para una piel clara. Pero no te preocupes: leyendo este artículo, obtendrás unas cuantas claves para escoger el maquillaje perfecto para ti.

Maquillajes según los tipos de piel

Si algo resulta fundamental a la hora de elegir la mejor base de maquillaje para nosotras, es conocer el tipo de piel que tenemos y sobre todo su subtono: esto es, la tonalidad natural que predomina en nuestra piel al margen de los cambios que pueda sufrir por acción del frío, el calor, la radiación solar, etc.

El subtono de piel viene determinado por la herencia genética, y es independiente de la raza o el color de piel que tengamos; personas de piel blanca u oscura pueden tener indistintamente tanto un subtono frío, como cálido o neutro. Por ejemplo, si buscamos dar un maquillaje natural para pieles blancas utilizando colores neutros, deberemos tener en cuenta el tipo de subtono que tiene la piel para escoger la base más adecuada.

Cómo saber cuál es mi subtono de maquillaje

La pregunta entonces es: ¿cómo sé qué subtono de piel tengo? ¿Cómo decido qué base de maquillaje, qué iluminador o qué rubor usar? A decir verdad existen algunas pistas que pueden ayudarnos en esta tarea; por ejemplo, observando las venas de las muñecas con luz natural: nuestro subtono de piel será cálido si las venas tienen un color verdoso, mientras que será frío si adquieren una tonalidad azulada. Si el color no es claro o aparecen ambos, entonces nuestro subtono es neutro.

Otro truco es observar nuestra piel tras tomar el sol: si adquiere un bronceado de color dorado, nuestro subtono será cálido, pero si enrojece entonces nuestro subtono será frío; de hecho, otro signo claro de una piel con subtono frío es que se nos enrojezca o se nos vuelva rosada con facilidad. Al igual que en el caso anterior, si aparecen ambos colores entonces tendremos un subtono neutro.

Otra forma de determinar el subtono de nuestra piel es observarla cuando usamos joyas: si nos favorecen las de color plateado tendremos un subtono frío, pero si nos sientan mejor las joyas de color dorado, entonces el nuestro es un subtono cálido.

Las bases para cada tono de piel

Una vez que hemos averiguado cuál es el tono -o subtono- de nuestra piel, ¿qué base escogemos entonces? Veámoslo a continuación.

Para subtonos fríos:

Como acabamos de explicar, la piel con subtono frío tiende a ser una piel rojiza o rosada, o incluso puede adquirir tonalidades azuladas; debemos por tanto escoger preferentemente bases de maquillaje con colores similares, fríos, siendo recomendable el uso de tonos labiales y sombras en colores rosáceos, morados o azulados, que combinan perfectamente con nuestra piel y ayudan a realzar su belleza natural.

Para subtonos cálidos:

A este tipo de pieles, caracterizadas por tener tonalidades amarillas o doradas, les favorecen mucho las bases de maquillaje de una gama cromática similar, usando colores en beige, melocotón o nácar; lo mismo ocurre a la hora de elegir el color en labios y sombras de ojos.

Para subtonos neutros:

Las pieles de subtonos neutros son una combinación de los dos tipos anteriores; son comunes las tonalidades oliváceas o trigueñas, y les favorecen por igual colores dorados o plateados, tanto en labiales como en sombras o en bases de maquillaje. Son pieles que suelen variar su tonalidad dependiendo de la estación, adquiriendo un subtono más frío en invierno y más cálido en verano, con lo que también tendremos que adaptar el maquillaje a esta circunstancia.

¿Qué tipo de maquillaje me favorece?

Además de tener en cuenta nuestro subtono de piel, hay otros factores a tener en cuenta a la hora de escoger un maquillaje perfecto. Si preguntamos qué maquillaje recomiendan los expertos, nos dirán que el tono de nuestra piel influye pero también el color de nuestros ojos o de nuestro pelo.

Lo ideal es buscar un maquillaje sin un contraste de colores acusado, que realce nuestra belleza natural sin destacar por encima de ella, y que logre armonizar todos los elementos. Por ejemplo, un buen tono de iluminador para dar luz y definir determinadas zonas de nuestro rostro (pómulos, nariz, arco de cupido, frente, etc) puede ser el toque perfecto para nuestra cara, pero debemos hacerlo manteniendo el equilibrio con el resto de tonos de maquillaje empleados.

No hay que olvidar además que escoger el maquillaje según el tono de piel no depende sólo de su tonalidad, sino también de las características de la piel. Una piel seca lucirá un aspecto apagado, por lo que el maquillaje adecuado buscará darle frescor y luz; por el contrario, una piel grasa o mixta tiende a ser más brillante -sobre todo en frente y nariz- por lo que deberemos dar un acabado mate en estos puntos de nuestro rostro. Con todos estos consejos, ahora ya lo tienes mucho más fácil para lucir perfecta la próxima vez que te maquilles.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar